Sistemas de control de boxes

Sistemas de control de boxes

El sistema de control de boxes de Pixelcom se compone de una serie de dispositivos que pueden funcionar juntos o de forma independiente para garantizar la máxima seguridad y el cumplimiento de la normativa en la zona de boxes.

SISTEMA DE LUCES DE SALIDA DE BOXES PARA GARANTIZAR UN CONTROL PERFECTO DEL ACCESO DE LOS VEHÍCULOS A LA PISTA PRINCIPAL

SISTEMA DE LUCES PARA CONTROLAR EL ACCESO A LA ZONA DE BOXES

SISTEMA DE AVISO ACÚSTICO PARA ALERTAR DE LA ENTRADA DE UN VEHÍCULO EN EL PIT LANE

Luces de salida de boxes

Las luces de salida de boxes, diseñadas conforme a las normas establecidas, son fundamentales para el control de la pista. Muestran información a los pilotos y garantizan su seguridad cuando acceden a la pista con datos como si la pista está abierta o no o si hay tráfico. Estas luces de salida de boxes para deportes de motor pueden controlarse localmente o a distancia desde el centro de control de la carrera.

El sistema de alerta de tráfico puede mejorarse instalando un sistema de detección de vehículos, que automatiza el control de las luces azules. Estas luces azules se utilizan para señalizar el tráfico a los conductores que entran en la pista. Estas luces tienen una amplia gama de parámetros disponibles, lo que permite configuraciones que se adaptan a todas las necesidades.

Luces en boxes

Se pueden instalar luces en boxes para informar a los pilotos que se aproximan desde la pista sobre el estado de la zona de boxes, si está abierta o cerrada. Estos dispositivos pueden controlarse desde el software de control de carrera para mostrar OFF, rojo o verde.

Sistema de alerta acústica

El sistema de alerta acústica es un dispositivo de seguridad que funciona como un sistema de detección de vehículos. Activa uno o varios sistemas de advertencia colocados a lo largo del pit lane para notificar a todo el personal y a las personas que se encuentren en esta zona sobre un vehículo que se aproxima.

Este sistema sirve como medida de seguridad para alertar a las personas y evitar posibles accidentes. A pesar de que los vehículos suelen circular a velocidades reducidas en el pit lane, las personas que se encuentran en él pueden estar preocupadas o concentradas en otras tareas. En entornos ruidosos, puede resultar difícil oír la aproximación de un vehículo.